NUESTRA HISTORIA

El 23 de febrero del 2002, en Lunahuaná, Cañete, bajo el liderazgo de Drago Kisic, se llevó a cabo una reunión con un grupo de independientes que deseaban comprometerse en un esfuerzo honesto y decidido por cambiar el país. En dicha reunión se acordó constituir la Coordinadora Nacional de Independientes, designándose un Comité Coordinador Nacional que recibió el mandato de instalar comités regionales en todo el país en un plazo máximo de 120 días, así como de elaborar los estatutos de una organización sencilla, modular y lo más horizontal y convocante posible; y llevar a cabo el primer Congreso Nacional de Coordinadores Regionales.
Luego de recorrer el país y de un gran trabajo con las bases a nivel nacional, el 10 de octubre de 2003 nace el Partido Político COORDINADORA NACIONAL DE INDEPENDIENTES (CNI), presentando el Acta de Fundación; las actas de constitución de los comités provinciales, manifestando expresamente su adhesión al acta de fundación del partido; el estatuto y nuestro símbolo, la “I” en mayúscula, sobre la cual mana una flama de color naranja, estando la referida letra sobre una base conformada por la palabra “independientes”.

Para las elecciones generales del año 2006 la CNI conforma la “Alianza Frente de Centro”, junto con Acción Popular (AP) y el Partido Democrático Somos Perú (SP). La plancha presidencial estuvo encabezada por Valentín Paniagua Corazao; primer vicepresidente, Alberto Andrade; y segundo vicepresidente Gonzalo Aguirre. La candidatura presidencial de la “Alianza Frente de Centro” alcanzó el 5.75% de votos válidos. Finalizado el proceso electoral, se disuelve la alianza por mutuo acuerdo de las agrupaciones que la conformaron.

En las elecciones regionales y municipales del año 2006, nuestro secretario general Gonzalo Aguirre presenta su candidatura a la presidencia de la Región Lima Provincias logrando 40 mil 300 votos. Si bien no se logró la presidencia regional, la CNI consolidó su presencia en las provincias de Huaral, Barranca, Cajatambo y Huaura.
En el año 2007 la CNI renueva sus cuadros dirigenciales siendo elegido como presidente Gonzalo Aguirre; como vicepresidente Áureo Zegarra; y como secretaria general Raquel Lozada. Durante el año 2009, para expresar nuestro renovado espíritu de diálogo y convocatoria, cambiamos la denominación del partido por TODOS POR EL PERÚ (TPP) y renovamos nuestro símbolo por una antorcha de color blanco dentro de un fondo rojo.

Mantener la flama en nuestro símbolo significa que el partido mantiene sus ideales fundacionales y reafirma su propuesta llamada PLAN FE para Fortalecer la Esperanza por medio del Fortalecimiento del Estado, del Fortalecimiento de la Empresa y del Fortalecimiento de la Escuela.
Para las elecciones generales del año 2011 TODOS POR EL PERÚ conforma la Alianza Solidaridad Nacional, junto con el Partido Político Solidaridad Nacional (SN). La plancha presidencial estuvo encabezada por Luis Castañeda Lossio; primer vicepresidente, Augusto Ferrero Costa; y segundo vicepresidente Carmen Rosa Núñez de Acuña.
La participación de TODOS POR EL PERÚ tuvo especial énfasis en la elaboración del Plan de Gobierno a cargo de destacados economistas afiliados al partido. La candidatura presidencial de la Alianza Solidaridad Nacional alcanzó el 9.83% de votos válidos. Finalizado el proceso electoral, se disuelve la alianza por mutuo acuerdo de las agrupaciones que la conformaron.

 

Para las elecciones generales del año 2016 TODOS POR EL PERÚ decide participar con candidato propio y dar oportunidad a nuevas generaciones a participar en la política peruana. 

 

Por acuerdo del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) se decide cambiar la tonalidad del color rojo a morado y mantener la antorcha con la flama al conservar nuestros ideales fundacionales.

El color morado es la combinación del color rojo, que representa la pasión, y el color azul, que representa la reflexión. La elección del color morado significa que TPP se encuentra en el centro del espectro político nacional, alejado de ideologías de extrema derecha y extrema izquierda, la persona es su centro de atención y para lograr su bienestar se requiere de un balance justo entre el rol del Estado y el rol del mercado.

 

Ir a la barra de herramientas